Durante una interpretación jurada, un intérprete profesional convierte las palabras habladas de un idioma a otro en tiempo real; es importante destacar que el intérprete debe tener pleno conocimiento de la jerga del idioma que va a interpretar, la cual contiene muchas de las palabras clave para el buen entendimiento del idioma. La interpretación puede tener lugar en persona, por ejemplo, en una reunión del ayuntamiento, una cita médica o una entrevista de trabajo, así como también, puede tener lugar por teléfono a través de un servicio llamado interpretación por teléfono o vídeollamadas.