Uno de los consejos más comunes para mantenerse saludable es el comer a las horas adecuadas. La clave es comer cada 3 o 4 horas para permitir que el estómago digiera adecuadamente todo su contenido; debes establecer horas específicas para el desayuno, el almuerzo, la cena y los bocadillos, especialmente, sentarse a comer a la misma hora cada día. De ésta manera, tu cuerpo sabrá exactamente cuándo es el momento de comer, lo que ayudará a prevenir comer en exceso y a mejorar la salud digestiva. ¿Qué opinas? nutricion-herba.es